google-site-verification=1ihN9OisG-BTbXVDDF2GcHgvTihLdQuiMPx0l9VCxxE
top of page

En el cumplimiento de su deber, las fuerzas de seguridad suelen estar expuestas a innumerables peligros, incluidos ruidos fuertes que pueden causar daños irreversibles a su audición. Desde explosiones y disparos hasta sirenas y maquinaria pesada, los sonidos que el personal de seguridad recibe a diario pueden alcanzar niveles de decibeles peligrosamente altos.
 

Aquí es donde entran en juego los protectores auditivos. Diseñados para proteger los oídos de ruidos nocivos, estos dispositivos son fundamentales para mantener la salud auditiva de los uniformados. En este artículo se tratará sobre la importancia de los auriculares de protección para las fuerzas de seguridad, explorando los distintos tipos de dispositivos y sus beneficios.

La exposición a ruidos fuertes puede provocar una variedad de problemas relacionados con la audición, desde pérdida auditiva temporal hasta tinnitus (un zumbido constante en los oídos) e incluso daño auditivo permanente. Según la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente 1.100 millones de jóvenes en todo el mundo corren el riesgo de sufrir pérdida auditiva debido a prácticas auditivas inseguras.


Pero además para las fuerzas de seguridad, el riesgo de sufrir daños auditivos es aún mayor debido a su exposición regular a ruidos fuertes. De hecho, un estudio publicado en el Journal of Occupational and Environmental Hygiene  concluyó que los agentes de policía tienen un mayor riesgo de pérdida auditiva que la población general.

tipos de protectores auditivos de copa

Hay una variedad de protectores auditivos disponibles en el mercado, cada uno con sus características y beneficios únicos. Éstos son algunos de los tipos más comunes:

  •  Tapones para los oídos: son pequeños dispositivos desechables que se insertan en el canal auditivo para bloquear el ruido. Están disponibles en una variedad de materiales, que incluyen espuma, silicona y cera. Los tapones para los oídos son una opción popular para las fuerzas de seguridad debido a su pequeño tamaño y facilidad de uso.

  • Orejeras: Son dispositivos de mayor tamaño que cubren toda la oreja, similares a los auriculares. Por lo general, están hechos de una diadema de plástico duro o metal con almohadillas suaves que se apoyan contra la oreja. Las orejeras son más efectivas que los tapones para los oídos para bloquear el ruido, pero también son más voluminosas y menos cómodas de transportar.

  • Tapones para los oídos electrónicos: son dispositivos avanzados que utilizan tecnología electrónica para bloquear ruidos dañinos y al mismo tiempo permitir que se escuchen sonidos importantes, como el habla. Son más caros que los tapones para los oídos tradicionales, pero ofrecen protección y comodidad superiores.

A su vez, se puede decir que hay diversos grados o clases de atenuación del ruido. De esta manera se pueden definir:

  • Atenuación convencional: son dispositivos que reducen la misma cantidad de ruido independientemente del nivel. Son especialmente diseñados para brindar a los empleados una atenuación uniforme a lo largo de toda una jornada de trabajo.

  • Atenuación dependiente del nivel: este tipo de equipo de protección depende del nivel de ruido, es decir reduce más el ruido a niveles elevados. Es especialmente pensado para:

    • Situaciones que presentan ruido variable: promueve la percepción del entorno sin la necesidad de quitar los protectores auditivos.

    • Ruidos por impulso: son los ocasionados al momento de producirse ruidos fuertes y breves, como por ejemplo explosiones.  

 

Pueden ser electrónicos o activos o no electrónicos o pasivos. La principal diferencia es que los electrónicos poseen un micrófono ambiental que capta sonidos de nivel bajo, de forma tal que el usuario puede ajustar el volumen de los sonidos que ingresan a su nivel de escucha.

  • Atenuación uniforme: los ruidos de baja frecuencia se reducen al mismo nivel que los de alta frecuencia. De esta forma se ofrece un sonido de calidad natural. Están especialmente diseñados para quienes se dedican a la música, aunque puede resultar útil para conservación auditiva en todo tipo de trabajo.

La mayor parte de los dispositivos de protección auditiva de atenuación uniforme reducen menos el ruido global. Esta es una opción aceptable para empleados con menor exposición al ruido.


Los criterios para la elección de uno u otro pueden variar. Para que la protección auditiva sea realmente efectiva debe ser utilizada la mayor parte del tiempo por los empleados, para lograr extender dicho uso los protectores deben ser cómodos y fáciles de usar. Además, no debe interferir demasiado con la audición natural.


Por otro lado, debe ser compatible con las tareas que se realizan, el vestuario así como otros dispositivos y elementos de trabajo. La intención es que al mismo tiempo de estar protegidos, los trabajadores puedan comunicarse y escuchar correctamente.


Respecto a la comodidad, se deben tener en cuenta varios aspectos como puede ser la presión, el tamaño, la suavidad, el peso y la temperatura. En cuanto a la comodidad de uso se debe evaluar la higiene, frecuencia de inserción y reutilización, almacenamiento y compatibilidad.


Según las necesidades de comunicación que cubran, se debe considerar la capacidad de escucha incluyendo la protección auditiva. Es decir que, a pesar de la presencia de ruidos fuertes o demasiada atenuación por los protectores, la comunicación se pueda dar correctamente.

elemento de protección auditiva walkers
elementos de protección auditiva policial

Algunos de los elementos empleados para brindar protección auditiva son:
 

  • Protectores pasivos: Son dispositivos que bloquean físicamente el ruido para que no llegue al oído. Los ejemplos incluyen tapones para los oídos y orejeras.

  • Protectores activos: Son dispositivos que utilizan tecnología electrónica para reducir los niveles de ruido. Pueden amplificar el habla y otros sonidos importantes mientras bloquean el ruido dañino.

  • Tapones: Son pequeños tapones desechables que se insertan en el canal auditivo para bloquear el ruido. Están disponibles en diferentes tamaños y materiales. Hay varios tipos: de espuma desechables, semiinsertos, reutilizables o moldeados a medida

  • Tapones con arnés: Son similares a los tapones para los oídos normales pero tienen una diadema que los mantiene en su lugar. Son útiles para personas propensas a perder los tapones para los oídos o para quienes necesitan quitárselos y reemplazarlos con frecuencia. Permiten escuchar más sonido cuando no se necesita una alta atenuación.

  • Orejeras: Son dispositivos más grandes que cubren toda la oreja y se sujetan mediante una diadema. Son más eficaces para bloquear el ruido que los tapones para los oídos, pero pueden resultar menos cómodos de usar durante largos períodos de tiempo. Poseen almohadillas suaves que forman un sellado con la cabeza del usuario. Tienen la ventaja de ponerse o sacarse en cualquier momento cuando sea necesario.

  • Equipos especiales: Son dispositivos que están diseñados para situaciones o industrias específicas. Por ejemplo, existen protectores que están diseñados para usarse con cascos o respiradores.

La selección del dispositivo de protección auditiva adecuado depende de varios factores, incluido el nivel y el tipo de ruido, la duración de la exposición  así como la comodidad y las preferencias de ajuste del individuo. Es importante elegir un dispositivo que esté certificado y sea eficaz para reducir los niveles de ruido, y utilizarlo de forma constante y correcta durante todos los períodos de exposición al ruido.

policia con protección auditiva

Cabe señalar que los protectores de oídos ofrecen una variedad de beneficios para las fuerzas de seguridad, que incluyen entre otros:
 

  1.  Protección auditiva: El beneficio más obvio de los auriculares protectores es que protegen los oídos de ruidos fuertes, lo que reduce el riesgo de pérdida auditiva y otros problemas relacionados con la audición.

  2. Comunicación mejorada: Con tapones para los oídos electrónicos, las fuerzas de seguridad pueden comunicarse de manera más efectiva, incluso en entornos ruidosos. Esto se debe a que pueden bloquear el ruido de fondo y al mismo tiempo amplificar el habla.

  3. Mayor comodidad: los auriculares protectores están diseñados para ser cómodos de usar durante largos períodos de tiempo. Por lo general, están hechos de materiales suaves y livianos que no causan molestias ni irritación.

  4. Conciencia situacional mejorada: con tapones para los oídos electrónicos, las fuerzas de seguridad pueden mantener la conciencia situacional y al mismo tiempo proteger su audición. Esto se debe a que los tapones para los oídos electrónicos pueden bloquear los ruidos dañinos y al mismo tiempo permitir que se escuchen sonidos importantes, como sirenas o vehículos que se acercan.

 

Al bloquear los ruidos dañinos, estos dispositivos ayudan a proteger la salud auditiva de su personal, reduciendo el riesgo de pérdida auditiva y otros problemas relacionados con la audición.
 

Con una variedad de tipos y características disponibles, existe una solución de protección auditiva para cada fuerza de seguridad. Ya sea que elijas tapones para los oídos tradicionales, orejeras o tapones para los oídos electrónicos, lo más importante es elegir un dispositivo que sea útil, eficaz y cómodo de usar.
 

Al invertir en orejeras protectoras, las fuerzas de seguridad pueden garantizar que sus oídos estén adecuadamente protegidos, lo que les permitirá llevar a cabo sus tareas de forma eficaz y segura. En conclusión, los auriculares protectores son un equipo esencial para las fuerzas de seguridad en su conjunto.

En Xtreme Life contamos con variedad de protección auditiva, visitá la tienda online y llevá la que mejor se adapte a tus necesidades. 

También puede interesarte: ¿Cuáles son los tipos de uniformes que utiliza la Policía Nacional Argentina?

bottom of page